La historiografía italiana en el tardo-Renacimiento por Silvina  Paula Vidal

La historiografía italiana en el tardo-Renacimiento por Silvina Paula Vidal

Titulo del libro: La historiografía italiana en el tardo-Renacimiento

Autor: Silvina Paula Vidal

Número de páginas: 676 páginas

Fecha de lanzamiento: April 25, 2017

Editor: Miño y Dávila editores

Silvina Paula Vidal con La historiografía italiana en el tardo-Renacimiento

La historiografía italiana en el tardo-Renacimiento por Silvina Paula Vidal fue vendido por EUR 9,32 cada copia. El libro publicado por Miño y Dávila editores. Contiene 676 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

En la Italia de mediados del siglo XVI, cuando el crecimiento de las señorías, la pérdida de libertades políticas y civiles, el aumento de la dominación extrajera y la consolidación del poder eclesiástico, habían socavado la confianza de las élites en los "studia humanitatis" para comprender y guiar el mundo, la pregunta por la historia como tarea política y cognitiva resurge con fuerza en Venecia y su hinterland paduano. Aquí echó raíces la tradición vernácula de arte storica; una tradición que no se limitó a proporcionar un canon de reglas estilísticas para escritores efectivos de textos históricos, sino que más bien constituyó una reflexión lúcida sobre las prácticas historiográficas y eruditas del período. Ésta es la historia de sus orígenes, sus desarrollos y su recepción en el ámbito europeo.

Este estudio se centra en las artes historicae del ámbito paduano-veneciano de mediados del siglo XVI y principios del siglo XVII, concretamente en los escritos de Francesco Robortello (De Historica Facultate disputatio, 1548), Dionigi Atanagi (Raggionamento sulla Historia, 1559), Francesco Patrizi (Dieci dialoghi della historia, 1560) y Sperone Speroni (Dialoghi della Istoria, ca. 1578-1588). En este ámbito, donde la tradición de estudios y comentarios dedicados a la obra del Estagirita alcanza un desarrollo importante, la discusión acerca de la historia como disciplina (o ars, para usar el término de la época) no sólo intenta dar respuesta al problema de clasificación y organización del conocimiento que el Renacimiento había heredado del Medioevo, sino también a necesidades locales vinculadas con los intereses filológico-eruditos del Studio Patavino, el auge de la "pubblica storiografia" veneciana, la "questione della lingua" y el anhelo de crear una literatura independiente en lengua italiana para el público de las cortes que, al no comprender el latín y no disponer de tiempo para asistir a la universidad, prefería la informalidad y el dinamismo de las academias.