Y el Logos se hizo carne: Apologética católica en diálogo con los no cristianos por Daniel Iglesias Grèzes

Y el Logos se hizo carne: Apologética católica en diálogo con los no cristianos por Daniel Iglesias Grèzes

Titulo del libro: Y el Logos se hizo carne: Apologética católica en diálogo con los no cristianos

Autor: Daniel Iglesias Grèzes

Número de páginas: 198 páginas

Fecha de lanzamiento: May 15, 2017

Daniel Iglesias Grèzes con Y el Logos se hizo carne: Apologética católica en diálogo con los no cristianos

Y el Logos se hizo carne: Apologética católica en diálogo con los no cristianos por Daniel Iglesias Grèzes fue vendido por EUR 4,57 cada copia. Contiene 198 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

El presente libro es la segunda parte de una trilogía apologética. La primera parte se tituló “En el principio era el Logos. Apologética católica en diálogo con los no creyentes” y estaba orientada a responder esta pregunta: ¿Por qué ser creyente? O sea, ¿qué razones hay para creer en Dios? Este libro, en cambio, está orientado a responder esta pregunta: ¿Por qué ser cristiano? O sea, ¿qué razones hay para creer en Cristo? Por lo tanto, aquí me dirijo sobre todo a los creyentes, cristianos o no cristianos, con la esperanza de ayudarlos a conocer más en profundidad las razones que fundamentan la fe cristiana y la verdad sobre Dios y sobre el hombre revelada por y en Jesucristo.

Este libro es una colección de escritos de apologética cristiana, no un tratado sistemático, por lo cual deja de lado muchos temas relevantes. Por supuesto, hay muchas más razones para ser cristiano que las aquí expuestas. Ojalá la lectura de esta obra sea, al menos para algunos lectores, un estímulo para adentrarse en el gran océano de sabiduría de la apologética cristiana.

Los cristianos debemos llevar la luz de Cristo, verdadera, buena y bella, a un mundo agobiado y oprimido por falta de fe y de esperanza. Es mi deseo que este libro contribuya a anunciar la Buena Noticia del Evangelio, para que la alegría y la paz de Cristo broten o rebroten en muchos corazones.